Si estás planeando un viaje a la costa oeste de Estados Unidos, posiblemente habrás pensado en ciudades como Los Ángeles, San Francisco o Las Vegas. Sin embargo, en esta ocasión queremos recomendarte San Diego.

Esta ciudad, ubicada al suroeste de California, es un sitio ideal para pasar unos días, ya que cuenta con un clima templado excepcional, en invierno no hace mucho frío y en verano no tiene temperaturas elevadas.

Para llegar a este destino es posible volar directamente al Aeropuerto Internacional de San Diego o volar al Aeropuerto Internacional de Tijuana y pasar por el Cross Border Xpress, un puente peatonal exclusivo para pasajeros que permite cruzar la frontera entre México y Estados Unidos. Es importante saber que sólo podrás hacer uso de éste dentro de las primeras 24 horas de llegada de tu vuelo. Para cruzarlo necesitas tener el pasaporte en vigor, FMM (Forma Migratoria Múltiple), pago de derechos migratorios (si tu estancia es superior a 7 días), pase de abordar y el billete CBX.

Si te decides por esta segunda opción puedes alquilar un coche y estar en San Diego en sólo 40 minutos. Una vez allí, descubrirás que esta ciudad posee un sinfín de playas paradisíacas, museos, parques para conectar con la naturaleza y una oferta cultural-gastronómica ideal para todos los gustos.

5 lugares que visitar en San Diego

A continuación te recomendamos qué ver en la ciudad de San Diego:

Balboa Park

Este lugar, ubicado en el corazón de la ciudad, tiene una superficie de 4.856 km², siendo el parque urbano más grande de Estados Unidos, incluso más grande que Central Park. Es el lugar donde se fusiona la naturaleza en su variedad de colores con varios centros culturales. Fue creado en 1938 para el entretenimiento y el descanso y en él  puedes encontrar museos, teatros, bares y restaurantes.

Además, puedes pasar una tarde tranquila recorriendo los jardines, disfrutando del hermoso paisaje, practicando senderismo o, si eres amante de los deportes, este lugar cuenta con un complejo deportivo con campo de golf, velódromo, tiro con arco y campos de béisbol.

Old Town San Diego

Un lugar imprescindible es el Old Town, donde puedes conocer los orígenes de la ciudad, aprender su historia y ver las primeras casas de la ciudad, como La Casa Estudillo, La Casa Bandini y la Escuela.

También se puede visitar el Old Town Market, una recreación del antiguo mercado del año 1800, con tiendas, artesanos y opciones gastronómicas para descubrir lo que comían y utilizaban los antiguos habitantes de la ciudad.

Coronado Island

Este lugar resulta perfecto si lo que deseas es alejarte un poco de la ciudad, disfrutar de espectaculares paisajes y pasar unos días de playa, brisa y mar. Coronado Island está formado por 4 pequeñas islas, conocidas también como “los centinelas de la bahía de San Diego”. Allí, además de nadar, broncearte y jugar con la arena, puedes explorar formaciones rocosas, pasear en lancha y observar de cerca leones marinos, peces multicolores y, si vas en la época adecuada, verás tortugas marinas poniendo sus huevos en la playa. Otras de las visitas obligatorias en la ciudad son el Hotel Coronado, construido en 1888, el Museo de Historia y Arte de Coronado, y el Marketplace.

La Jolla Cove

Si alquilas un coche en Cross Border Xpress o en el Aeropuerto Internacional de San Diego, puedes llegar a La Jolla Cove en menos de 1 hora, a tu aire, sin preocuparte del transporte público. Por el contrario, si quieres disfrutar de la belleza del mar pero sin tener que caminar largas distancias por los acantilados, puedes ir a La Jolla Shores, una playa para disfrutar en familia y que cuenta con una zona de picnic.

Carlsbad, California

Y por último, si te animas a continuar por la carretera un poco más hacia el norte, la ciudad de Carlsband te estará esperando con un paisaje espectacular, pues
este lugar alberga un enorme cultivo de flores. Allí podrás caminar a través de los campos con más de 100 tipos diferentes de flores como orquídeas, rosas,
petunias y giant tecolote ranunculus, que dan la sensación de estar entre un arcoiris.

Además, es posible realizar actividades en las playas, lagunas y restaurantes de la ciudad y, si te queda suficiente tiempo y te gusta el mundo Lego, puedes aventurarte a visitar Legoland.

Como ves, San Diego es una ciudad llena de actividades y sitios para conocer. Además de nuestros recomendados, no puede faltar en tu lista de cosas por hacer en San Diego: degustar una cerveza artesanal y pasar una noche llena de diversión en el barrio de estilo victoriano Gaslamp Quarter.

Si te ha gustado este post ¡compártelo! y cuéntanos qué otros lugares recomiendas visitar en San Diego o sus alrededores.

Otros posts de interés:
Compártelo!