La Ribera del Duero burgalesa es principalmente conocida por su gastronomía y sus excelentes vinos, gracias a las ricas propiedades de su suelo y al buen hacer de los bodegueros ribereños. Pero esta comarca es mucho más que vino. Bañada por el Duero, que la cruza y la vertebra, la Ribera del Duero burgalesa también fue tierra de nobles. Sus tierras guardan una densa historia y un rico patrimonio artístico. La grandeza de sus iglesias y monasterios nos muestran los secretos del pasado.

No debemos olvidar que esta comarca fue frontera natural entre los reinos cristianos del norte y los musulmanes del sur en los lejanos días de la reconquista.

Gumiel de Izán

Con el estómago lleno nos pusimos en camino a Gumiel de Izán. Este pueblo se halla en un pequeño alto entre los valles del Gromejón y Puentevilla. Tiene un rico pasado que se remonta como mínimo, a la época romana, ya que por aquí pasaba la vía romana Clunia-Astúrica.

Gracias a su emplazamiento y a la rentabilidad de los viñedos, Gumiel de Izán se convirtió en una rica y disputada villa. En algunos momentos de su historia pasó por las manos de distintos señores feudales: el marqués de Santillana, el conde de Ureña y el duque de Lerma, entre otros. Fue declarada Villa Real en 1326 por el rey Alfonso XI.

La población contó con castillo y estuvo totalmente amurallada. De la fortaleza y las murallas, que ya estaban levantadas en el siglo XV, quedan los cimientos en lo alto de un cerro. Sus estrechas y empedradas calles y las casonas de piedra con entramados de madera, escudos y cuerpos voladizos aún conservan un aire medieval.

Ribera del Duero burgalesa - Gumiel de Izán

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Es uno de los templos más destacados de la Ribera del Duero burgalesa. Dedicada a Santa María fue construida en los siglos XV y XVI, añadiéndose su monumental fachada en el siglo XVII, en la que se pueden ver relieves de la Asunción y la Coronación de la Virgen. En el interior destaca el grandioso retablo que preside la nave mayor. Sus veinte relieves contienen escenas de las vidas de Cristo y su madre.

La sacristía es un museo de arte sacro donde se puede encontrar un melancólico San Juan del siglo XIV, la románica Virgen de Tremello, tablas hispanoflamencas y numerosas joyas y ropajes litúrgicos.

Ribera del Duero burgalesa - Gumiel de Izán - Nuestra señora de la Asunción 01

Ribera del Duero - Gumiel de Izán - Nuestra señora de la Asunción 02

Ribera del Duero - Gumiel de Izán - Nuestra señora de la Asunción 03

Peñaranda de Duero – Monumento histórico artístico

Es sin duda uno de los pueblos más bonitos de España. Amparado bajo las ruinas del castillo medieval de los Avellaneda la villa se extiende en torno a la calle Real y la elegante plaza del Duque.  Cuenta con varias casonas nobles y viviendas tradicionales de piedra y adobe.

Ribera del Duero burgalesa - Peñaranda 01

Excolegiata de Santa Ana

Presidiendo la Plaza Mayor se alza la excolegiata de Santa Ana, construida entre los siglos XVI y XVII. La portada es de estilo barroco clasicista. En la parte superior aparece la imagen de Santa Ana y los escudos de los Zúñiga y Avellaneda.

En el interior de esta iglesia de una sola nave sobresale el retablo neoclásico que preside el altar mayor diseñado por Ventura Rodríguez en 1783. Un elemento de especial interés es el Cristo yacente articulado del siglo XVII.

Ribera del Duero - Peñaranda - Excolegiata Santa Ana 01

Ribera del Duero - Peñaranda - Excolegiata Santa Ana 02

Palacio de los Zúñiga y Avellaneda

Fue construido a principios del siglo XVI por mandato del Tercer Conde de Miranda, D. Francisco de Zúñiga y Avellaneda a Francisco de Colonia. Este palacio posee una elegante portada plateresca. En su interior nos encontramos con un magnífico patio de doble arquería decorado con medallones. Al piso superior se accede por una gran escalera de honor donde nos encontraremos con elegantes estancias decoradas con ricos artesonados góticos, mudéjares y renacentistas, como el salón de Embajadores, presidido por una finísima chimenea de estucos, sobre la que se abre una tribuna cerrada con fina celosía, desde donde la música sonaba en las grandes fiestas palaciegas.

Ribera del Duero burgalesa - Peñaranda - Palacio Condes Avellaneda 01

Este palacio es conocido por sus impresionantes techumbres mudéjares y por sus bellas yeserías platerescas. Es sin duda una de las joyas del plateresco español.

Ribera del Duero - Peñaranda - Palacio Condes Avellaneda 02

Botica de los Ximeno

Es uno de los establecimientos farmacéuticos más antiguos de España, fue inaugurada por Andrés Ximeno en 1685. Sigue manteniendo su disposición original, en los anaqueles de la botica y la rebotica reposan más de 300 tarros de cerámica de Talavera y decenas de frascos de vidrio soplado que guardan los más extraños bálsamos, ungüentos, emplastos y aceites.

Castillo de Peñaranda de Duero

En lo alto del cerro pudimos ver los restos del castillo medieval. Su fundación se remonta a los tiempos del Conde de Castilla, Fernán González, cuando el río Duero se alzó en frontera divisoria de moros y cristianos, pero fue en el siglo XVI cuando el Conde de Miranda lo convierte en lo que es actualmente.

En el centro destaca la torre del homenaje, de planta cuadrada, que cuenta con cuatro pisos de vigas de madera. La antigua muralla tenía un gran grosor y protegía el castillo y el caserío actual.

Ribera del Duero - Peñaranda de Duero - Castillo

Teatro romano de Clunia

Aunque sólo conserva su esqueleto, el teatro es el resto arquitectónico más llamativo de Clunia. Medio excavado en una de las rocosas laderas del cerro, fue construido a principios del siglo I d.C. Con capacidad para 9.144 espectadores, es el de mayor aforo de toda la Hispania romana y además de las representaciones teatrales su escenario acogió luchas de gladiadores y combates entre fieras. Los espectadores no sólo disfrutaban de las distintas representaciones teatrales, sino que también podían contemplar desde sus localidades el impresionante panorama natural abierto debajo de la planicie en la que se alzaba la ciudad: una extensa llanura enmarcada entre montañas y cubierta de frondosos bosques.

Ribera del Duero burgalesa - Clunia 01

Clunia 02

Monasterio de La Vid

Fundado a mediados del siglo XII, se convirtió muy pronto en una de las abadías premostratenses más importantes de Castilla. Las sucesivas reformas y ampliaciones han originado una construcción de enormes dimensiones en la que se mezclan elementos de distintas épocas y estilos. Entre todos destacan el claustro y la cabecera de la iglesia, renacentista de la primera mitad del siglo XVI. El monasterio, que en nuestros días está regido por agustinos, guarda otros muchos tesoros artísticos, como el retablo renacentista de la capilla mayor, con notables pinturas napolitanas. También son reseñables la escalera real, la sala capitular, la sacristía, el coro, la biblioteca ya la elevada espadaña de la iglesia. Todos estos elementos son barrocos y se construyeron entre los siglos XVII y XVIII.

Visitas guiadas: 10:30, 11:30 y 12:30 horas.

Ribera del Duero burgalesa - Monasterio La Vid 01

Monasterio La Vid 02

Caleruega

Cuna de Santo Domingo de Guzmán, fundador de la orden de Predicadores y patrono de la provincia de Burgos. Destaca el conjunto conventual construido alrededor del torreón de los Guzmanes. La iglesia se levanta sobre la casa donde nació Santo Domingo en 1170. La iglesia parroquial de San Sebastián cuenta con portada y torre románicas y guarda la tumba de Santa Juana, madre del Santo calerogano.

Ribera del Duero burgalesa - Caleruega 01

En el conjunto monumental de Caleruega destacamos:

Iglesia de San Sebastián 

Data del siglo XII y es de estilo románico. De la original se conserva la entrada a ésta, el campanario y el presbiterio. Dentro podemos encontrar un Cristo en la cruz colgante y varias tallas de santos, entre los que destacan San Sebastián y la Virgen de la Candelaria. También el sepulcro de la Beata Juana, la cual se encontraba anteriormente en una capilla inexistente hoy día. En este templo fue bautizado Santo Domingo. Cabe reseñar que la pila bautismal no es la original, pues se trasladó al monasterio madrileño de Santo Domingo el Real donde actualmente se bautiza a toda la Familia Real Española.

Iglesia San Sebastián Caleruega

Real Monasterio de Santo Domingo

Este monasterio está habitado por monjas dominicas. Data del siglo XIII y en su origen lo habitaron canónigas de San Agustín, pero tras la canonización de Santo Domingo, el rey Alfonso X el Sabio otorgó a Caleruega, en el año 1266, un privilegio rodado en el que se enviaban monjas dominicanas de San Esteban de Gormaz y el Señorío de Caleruega pasaría a las manos de las monjas de este monasterio. En el claustro de este monasterio se encuentra el sepulcro de la infanta Leonor, hija de Alfonso X el Sabio.

Adyacente al monasterio se encuentra el convento de los Dominicos. Esta casa espiritual data de la década de 1950 del siglo XX siendo pionero el padre Carro. En el interior existe un museo adaptado para los ciegos y tras bajar unas escaleras se encuentra la Bodega de la Beata Juana con una representación de su milagro el cual dice que estando el venerable Félix en la guerra, Juana, su esposa, vació todas las cubas de vino para dárselo a los pobres de la villa. Al llegar el noble ella rezó y las cubas aparecieron llenas de vino nuevamente.

En el claustro de dicho convento se encuentra el torreón de los Guzmanes. Una torre de defensa construida durante el siglo XII. Además son notables sus almenas ya que fueron colocadas durante la construcción del convento, en la década de 1950.

 

Monasterio de los Dominicos Caleruega

Si desea concertar una visita, ponte en contacto con la Oficina de Turismo de Caleruega en C/ Obispo, nº 12 (junto a la plaza), a través del correo turismocaleruega@hotmail.com o en el teléfono 688 70 35 36.

Compártelo!