El día se presentaba aburrido, pero más lejos de la realidad, hemos tenido un ligero percance que nos ha producido un gasto extra de 540 BWP.multa botswana

¡¡¡ Nos han multado!!!

bitmoji-20170321081133

bitmoji925452555

 

Nunca pensé que podía pasarnos esto en medio de la sabana africana, pero… ahí estaba, escondido, detrás de un árbol, al acecho, esperando a la presa como si de un depredador se tratase.

 

 

De repente !!zas¡¡ da caza a la presa y con su zarpa nos indica que paremos.

bitmoji-20170322062232

Con un rugido nos invita a bajar del coche para enseñarnos en una “camarucha” junto con un medidor de velocidad (parecido a lo que tienen en los supermercados para leer los códigos de barras) que habíamos sobrepasado la velocidad permitida en 22 km/h.

bitmoji-20170321081142 bitmoji-20170321081124  bitmoji-20170321081136

Según nuestro “recibo” íbamos a 82km/h cuando deberíamos circular a 60 km/h,. The police-man nos hace entrega de un “papelito” recortado a mano donde pone número de la matrícula y velocidad a la que íbamos.

aaa DSC_1489

A gritos y con gestos exagerados (yo pensé que se había puesto a bailar hip hop), nos indica que fuéramos detrás de unos matorrales donde nos encontraríamos un coche de policía y allí podíamos pagar la multa. Mirábamos a un lado y a otro intentando encontrar la cámara oculta.

bitmoji1553157601 bitmoji-20180122121803

Todo aquello era surrealista, parecía una película de ciencia ficción de la cual nacía un nuevo superhéroe, police-man, que pronto se haría hueco en la gran pantalla entre los grandes como spider-man, bat-man, airon-man… bitmoji-20170322062024

Nos unimos a su baile (pensamos que así nos entendería mejor) y a ritmo de hip hop le hicimos entender que nos negábamos a ir detrás de aquellos arbustos y a pagarle aquella multa de precio desorbitado.

Ya éramos dos en la pista, Ana, que decidió no bailar, estaba ojiplática, pero ¡¡¡sorpresa!!! una tercera persona se une a nuestro baile, era el jefe de police-man, el que estaba oculto en el coche tras aquellos matorrales, pero, ¿un superhéroe con jefe?. Le bautizamos con el nombre de boss-man, probablemente le atrajo nuestro buen rollo bailongo y quiso unirse a nuestra particular fiesta ya que police-man no podía seguir nuestro ritmo.

bitmoji-20170916103039

Sin dejar de bailar les dijimos que no teníamos dinero en efectivo, que nos indicasen dónde estaba el cajero, jajaja, porque ya, visto lo visto, podía haber un cajero oculto entre otros matorrales más alejados. Esperábamos unas indicaciones como: “Siga en camino de hierba y cuando llegue a unas piedras tuerza a la derecha. Siga más adelante, si se encuentra unos palos rotos por el paso de una manada de elefantes es que vas bien y cuando vea una familia de jirafas ha llegado, ellas son las que custodian el cajero”.

DSC_9923

Volviendo a la “realidad” nos dicen que entonces fuéramos a una comisaría a pagarlo, no pudimos evitar la risa, comisaría dice, ¡pero si había días que nos costaba encontrar un sitio para comer!.

bitmoji-20170322062033

 

bitmoji-20180122121528

Vimos que aquellos dos personajillos disponían de tooooodo el tiempo del mundo, cosa que a nosotras nos faltaba, así que hicimos de tripas corazón y les dimos las 540 BWP (todo el efectivo que teníamos en ese momento), un apretón de manos y las gracias por habernos hecho pasar aquel momento agridulce.

 

 

DSC_1488 bb

 

rentalcars

Compártelo!