Somos muchos los viajeros que hacemos escala en Doha antes de llegar a nuestros destinos. A veces la escala dura dos horas, otras veces es más larga, como es nuestro caso a la vuelta de nuestro viaje por Namibia y Botswana.

Lo primero que hacemos al aterrizar es el visado, que se hace en el mismo lugar donde la policía revisa el pasaporte (100 QAR al cambio 25€). No aceptan dinero en efectivo, pero se puede pagar con visa, visa electron, mastercard y maestro. Con nuevo sello en el pasaporte nos ponemos en marcha, no teníamos que esperar equipaje ya que lo habíamos facturado directamente a Madrid.

ACTUALIZADO a fecha 12/01/2017: Existe la posibilidad de hacer un visado en tránsito gratuito si en la ida o la vuelta a tu destino haces escala en Doha entre 5h y 96h. Hay que realizarlo al menos siete días antes de llegar a Doha, pero no te preocupes, aquí tienes todos los detalles.

Disponemos de 20h para poder conocer la capital qatarí, intentamos no distraernos con nada (cosa imposible) dentro del lujoso aeropuerto Hamad, en otras ocasiones ya habíamos hecho escala en este aeropuerto y habíamos paseado por su interior, pero en esta ocasión preferíamos dedicar nuestro tiempo completo a la ciudad, pero no sin hacernos antes la típica foto con el gran oso amarillo que hay en el hall, una escultura de 6.000.000€, donada al aeropuerto por la jequesa de Qatar.

20161108_230959_

Si viajas con Qatar Airways y dependiendo el tipo de billete que tengas, existe la posibilidad de que puedas alojarte en Doha gratis una noche y de que te ofrezcan una visita gratuita a la ciudad.

A nosotras ninguna de estas dos cosas se nos concedió por nuestro tipo de billete, así que no pudimos resistirnos a darnos un lujo, ya que esta ciudad tiene un no sé qué que incita a ello.

Nos alojamos en el Hotel Ezdan (habitación con desayuno desde 80€) donde el chófer que nos recoge en el aeropuerto nos lleva a dejar nuestro ligero equipaje antes de visitar la ciudad. Nos quedamos perplejas ya que no estamos acostumbradas a estos grandes lujos, nuestras caras son un poema cuando vemos que nos alojamos en el piso 35, qué pena que sólo fuera por una noche, no nos iba a dar tiempo a disfrutar de todo aquello, estamos tan flipadas que a puntito estamos de no salir de allí, pero ya disfrutaríamos del hotel al día siguiente.

dsc_2051_ dsc_2048_

dsc_2077_ dsc_2081_

dsc_2068_ dsc_2058_

 

Cómo llegar a la ciudad si tu alojamiento no dispone de recogida en el aeropuerto

Hay dos opciones para llegar a la ciudad. Una es coger un taxi (te cobrará según el taxímetro) o servicio limusina (así es como ellos lo llaman, pero es un coche normal, con tarifa fija, puede rondar los 60 QAR) y la otra y más económica es coger un autobús urbano. La gente local se ofrecerá (cobrándote) a llevarte a la ciudad, cuando les dices que vas a coger el autobús te dirán que no hay o que no pasa, pero eso no es verdad, pasa cada 15 minutos y cuesta (10 QAR). Si se elige esta opción hay que bajarse en la última parada (estación de autobuses), y desde allí todo lo que hay que visitar en Doha está a tiro de piedra. Una vez  en la ciudad existe un autobús gratuito llamado West Bay Bus, con el que se puede llegar a cualquier hotel del Skyline.

Nuestra visita a la ciudad comienza por el Souq Waquif. Es un zoco conocido por la venta de prendas de vestir tradicionales, especias, artesanías y souvenirs.

 

Este mercado se remonta por lo menos cien años, fue demolido recientemente y reconstruido en los estilos arquitectónicos tradicionales en el año 2006. En el siglo XIX fue el lugar de encuentro de beduinos para el comercio del ganado.

 

Por la mañana hay menos ambiente ya que están la mayoría de los puestos cerrados, pero al caer la tarde el lugar se transforma, sentarse a cenar o compartir una shisha es el mejor plan mientras ves pasar a los hombres con su thobe de un blanco pulcro y a las mujeres con sus abayas (trajes negros de pies a cabeza) que sólo muestran sus ojos negros perfectamente maquillados, aunque debajo de esas abayas estas mujeres van vestidas de grandes y lujosas marcas que enseñan sólo en sus casas.

 

En Doha viven 1.000.000 de habitantes de los 2.000.000 que habitan en todo este pequeño país.

A un paseo del zoco se encuentra el museo de arte islámico (gratuito), situado en una isla artificial en un extremo de la bahía. Su colección no es demasiado extensa, pero si de muy buena calidad. Se pueden ver cerámicas, manuscritos y textiles. Desde aquí las vistas a los rascacielos son espectaculares.

IMG_4434_

El Monumento de la Perla da comienzo al Corniche, un paseo peatonal de 7km, que recorre toda la bahía y desde donde hay unas vistas espectaculares de todo el skyline. Los habitantes lo usan para correr y pasear ya que no hay más zonas donde poder hacerlo, esta ciudad está preparada para desplazarte en coche a todos lados debido a las altas temperaturas.

Vistas desde el Corniche

Otro edificio junto al zoco es el Centro Cultural Islámico – Fanar, cuya torre en forma de caracol, imita a la mezquita de Samarra en Irak.

Estamos cansadas del viaje, así que a una hora más que prudente volvemos al hotel después de haber cenado en el zoco. Queremos acostarnos pronto ya que mañana queremos disfrutar del Hotel Ezdan y de todos sus servicios.

En cuanto abrimos un ojo saltamos de la cama, nos duchamos y nos vestimos deprisa. El desayuno nos esperaba, tenemos ganas de verlo y probarlo. Nos hacemos una ligera idea de lo que puede ser después del manjar con el que nos recibieron en la habitación a nuestra llegada. Nuestra intuición no nos falla, es el desayuno más abundante, exquisito, variado y sabroso que nos han ofrecido nunca. Queremos probar de todo pero eso es imposible si no queremos reventar. Con nuestras tripas bien llenas subimos a la habitación a ponernos el bañador, la piscina nos espera! Al lado tenemos un gran gimnasio pero esto lo dejamos para una próxima vez. El hotel también dispone de un parque para niños con columpios e hinchables, sala de juegos, bolera, tienda de comestibles y un largo etc.

La verdad es que nos hubiéramos quedado cuatro días más en este fantástico hotel, pero tenemos que volver a casa. Sin duda en la próxima escala volveremos.

¿Y tú, has hecho escala en Doha? ¡Admitimos sugerencias!

rentalcars

¡Compártelo!