Día 1 (340km)

Nos ponemos en marcha hacia Ghanzi por la A3 con la idea de que, al ser domingo y el día largo, podíamos parar en alguna iglesia. Así que en cuanto vimos una, paramos y entramos como dos feligresas más. Nos recibió un hombre que resultó ser el predicador y él mismo nos invitó a unirnos a sus oraciones. Quedaban unos minutos para comenzar la celebración, la gente aún estaba llegando, los niños se sentaban separados de los mayores. Sin esperar a que todo el mundo estuviese  en su sitio el predicador dio comienzo al acto, estuvo largo rato hablando sin parar hasta que llegó el momento en el que la gente se separó en grupos. Los niños también divididos salieron a la calle y bajo grandes carpas se pusieron a cantar.

DSC_1717 DSC_1793

A nosotras también nos incluyeron en un grupo, pero poco podíamos participar al no entender nada, así que con el debido respeto lo abandonamos y nos añadimos al de los niños que era mucho más divertido. Aquello no tenía pinta de acabar pronto, así que en la cuarta canción nos fuimos agradeciendo con un gesto su hospitalidad.

DSC_1739

DSC_1740 DSC_1754

DSC_1764 DSC_1771

Aún no habíamos salido de Maun cuando vimos mucha gente vestida elegantemente, pensamos que sería una boda y ¿cómo nos lo íbamos a perder?. Preguntamos a una parejita que si se trataba de un casamiento y nos dijeron que no, era una celebración donde ser reunía gente de toda Botswana para cantar. Muy amablemente nos invitaron a pasar y nos sentaron en los primeros bancos. Había cientos de personas en aquel local, todas las mujeres iban vestidas de blanco con algún detalle en rosa y los hombres con trajes negros. Se dividían en grupos para subirse a un estrado a cantar y bailar, unas veces mixtos y otras no. Durante dos horas estuvimos disfrutando de aquel espectáculo que nos encantó, sin duda fue una experiencia única. Los cantos continuaban pero no podíamos demorarnos más, era hora de seguir camino, aunque antes comimos allí, con todos ellos, las patatas más buenas que hemos probado nunca.

DSC_1824 DSC_1853

DSC_1857 DSC_1859

Conducimos durante horas hasta llegar al Tautona Lodge, ya nada más entrar nos pareció un sitio frío, con un recibimiento un tanto extraño, un recinto desolado con una gran piscina vacía y sucia, nuestra habitación era oscura y húmeda, pedimos información para ver a los bosquimanos y nos querían llevar directamente sin darnos ni el precio. No nos gustó y fuimos en busca de otro alojamiento. Nos metimos por un camino bastante malo donde indicaba que había un lodge con camping (no recordamos el nombre). Llevábamos buen rato conduciendo, el camino se hizo intransitable y nos tuvimos que dar la vuelta, no se veía nada y no había ningún tipo de indicación. Lo intentamos 30 km más adelante y otro tanto de lo mismo, así que con un buen cabreo volvimos a Tautona Lodge y nos fuimos rápidamente a dormir.

Día 2 (334km)

Al día siguiente cuando nos íbamos vimos otro lado oscuro de este lodge, tenían leones y guepardos en cautividad. Puf! eso fue la gota que colmó el vaso, nos fuimos rápidamente de este lugar. Con muy mal sabor de boca continuamos por la A3 hasta enlazar con la A2 para cruzar la frontera y volver a Namibia donde terminaría nuestro viaje.

En la frontera de Mamuno nos sellan el pasaporte con la salida de Botswana y un poco más adelante, en otra caseta, nos sellan la entrada a Namibia y nos dicen que tenemos que pagar 259 NAD porque nuestro coche no tiene matrícula de Namibia sino de Sudáfrica. No nos quedaban dólares y no se podía pagar con tarjeta, así que la policía nos manda ir a sacar dinero a un cajero a un kilómetro de la frontera. Cuando devolvimos el coche reclamamos a Hertz este dinero ya que nosotras no tenemos la culpa de que el coche fuese sudafricano pero además de no conseguir nada y obligarnos a entregarles el recibo con el cual el coche tendría tres nuevos meses de validez para circular por Namibia, se burlaron, por no decir que se rieron, de nosotras. Una vez en casa lo reclamamos a la compañía vía email pero nunca supieron de qué les hablábamos.

20% de dto. en tu seguro de viaje con el código BLOGGERIM

Alquila tu coche con hasta un 15% de descuento

Reserva tu vuelo aquí al mejor precio

Una vez pagada esta tasa, nos pusimos en marcha y no paramos hasta llegar a Gobabis, una ciudad grande, con mucha actividad donde se ven muchas mujeres herero, hacemos nuestra última compra en el Spar y vamos al lodge Goba lodge & rest camp (100 NAD/per +40NAD/coche) donde pasaremos el resto del día de relax, bebiendo las ultimas Savannas acompañadas de un bañito en la piscina para combatir el sofocante calor.

DSC_1982

DSC_2008DSC_2009

Día 3 (156km)

Nuestra última noche queríamos dormir cerca del aeropuerto así que desde Gobabis seguimos por la B6 hasta llegar al lodge llamado Ondekaremba (160NAD/per), este es el camping más caro de todo nuestro viaje, nos imaginamos que será por estar a 9 km del aeropuerto donde mañana cogeremos nuestro vuelo destino a Doha donde aprovecharemos la escala para conocer Doha en 20 horas.

El calor era sofocante, lo único que podíamos hacer era meternos cada dos por tres en la piscina para aguantarlo. Así pasamos la tarde y en cuanto bajó el sol desplegamos la tienda por última vez. Hasta pronto África, volveremos.

DSC_2033

Otros posts de interés:
Compártelo!