Queremos presentaros nuestra pequeña gran ciudad, Burgos, una ciudad llena de rincones singulares con muchas historias que contar. Su casco histórico es abarcable, bonito, con verdaderas joyas arquitectónicas y artísticas. Su historia comienza en una fortaleza llena de batallas y asedios, con personajes reales como el Cid, reyes y reinas, poderosas abadesas, guerrilleros empecinados, peregrinos llegados de todo el mundo, una historia con iglesias, palacios, monasterios y paseos, pero también con tabernas, bares y restaurantes.

Para disfrutar de Burgos al máximo, hemos diseñado tres paseos por la ciudad para conocer todos sus rincones y una ruta para visitar otros lugares de interés fuera del casco histórico.

Del castillo a los pies de la catedral

La historia de Burgos comienza en el castillo, que domina, cuida y vigila la ciudad desde lo alto de un cerro. Una vez empapados de historia, lo mejor es acercarse al mirador del castillo, donde se obtienen unas magníficas vistas de la ciudad histórica y moderna. Para más información de horarios y precios pincha aquí.

DSC03030_

DSC03031_

Mirador del castillo

Si comenzamos a descender nos encontramos con la iglesia de San Esteban de estilo gótico. En el siglo XVI fue la parroquia más prestigiosa por la alta condición social de muchos de sus parroquianos. En su fachada destaca su portada principal y el gran rosetón calado. En el interior destaca el coro, obra de Simón de Colonia, de principios del siglo XVI.

DSC03034_

Continuamos bajando hasta encontrarnos con la iglesia de San Nicolás de Bari de estilo gótico burgalés de finales del siglo XV. Lo que más llama la atención de su interior es su retablo, una de las joyas del gótico flamígero en España. El visitante suele quedarse con la boca abierta.

DSC03033_
Catedral y tapeo por los alrededores

Continuamos el paseo por el emblema monumental de la ciudad, joya del gótico español: la catedral de Santa María de Burgos. Es un templo católico dedicado a la Virgen María. Su construcción comenzó en 1221. A pesar de su estilo gótico, en su interior posee varios elementos decorativos renacentistas y barrocos. Para más información de horarios y precios pincha aquí.

Merece la pena dar un paseo por todo su perímetro  para ver sus tres portadas: La fachada de Santa María (plaza de Santa María), también conocida como portada real; la fachada de la Coronería (calle Fernán González) y la fachada del Sarmental (plaza San Fernando) por donde se entra a la catedral.

DSC03032_

Fachada de Santa María

Entre todas las maravillas del templo, que no son pocas y de las que no os vamos a contar nada porque preferimos que las descubráis por vosotros mismos, no os debéis perder el retablo mayor, la escalera dorada y el claustro gótico.

DSC03035_ DSC03036_

DSC03037_ DSC03038_

Seguimos el paseo por la calle La Paloma, y si giramos en la primera calle a la izquierda llegamos a Las Llanas. Durante muchos siglos aquí estuvo ubicado el mercado de cereales de Burgos, único lugar donde se podía vender cereal. Actualmente se divide en dos zonas, la Llana de Afuera y la llana de Adentro, que conserva cierto aire medieval con las casas portificadas.

La siguiente parada es en la colorida plaza del Huerto del Rey que los burgaleses conocemos como La Flora, una zona de marcha nocturna de la ciudad.

Por la calle Laín Calvo llegamos a la plaza Mayor, donde antiguamente se desarrollaban actividades comerciales. Como la mayoría de las plazas mayores alberga el Ayuntamiento, construido sobre la antigua puerta de Carretas del siglo XVIII en un estilo neoclásico.

IMG_0999_

Antes de continuar conociendo Burgos vamos a irnos de tapas, actividad obligatoria si visitas nuestra ciudad. Desde la plaza Mayor salen dos calles recomendadas para tapear, comer o cenar. Una es la calle Sombrerería donde están El Morito, el Rimbombín, La Cabaña Arandina o La Mejillonera, entre otros. Se puede probar comida típica burgalesa, como la morcilla, pero os recomendamos tener paciencia a la hora de pedir, casi siempre está lleno de gente, aunque la espera merece la pena.

La otra es la calle San Lorenzo, también conocida como la calle de los herreros o de las pescaderías, ideal para ir de pinchos en Casa Pancho o La Comidilla de San Lorenzo. Estas son nuestras recomendaciones pero cualquier sitio está bien.

DSC03041_ DSC03042_ DSC03043_

DSC03039_ DSC03040_

 Calle Sombrerería                                   Calle San Lorenzo

 Diccionario del tapeo
Capataz Banderilla con navaja y mejillón El Soportal
 Cojonudo Huevo de codorniz con chorizo y pimiento picante Casa Pancho
Cojonuda Huevo de codorniz con morcilla y pimiento picante Casa Pancho
Marijuly Tosta de salmón ahumado 22 vinos y 22 tapas
 Refajo Setas con jamón a la plancha Los Herreros
Chapuzón Pulga de tortilla francesa, tomate y york El Morito
Quitapenas Pollo, lechuga y mayonesa El Morito
Afrodita Bocadillo de tortilla de patata, york, piquillos y mayonesa El Royal
Vulcano Bocadillo de morcilla con pimientos El Royal
Chupito helado Brandada de bacalao, helado de aceituna negra, espuma de piquillos y maiz El Arandino

Con el estómago lleno nos acercamos a la plaza de la Libertad, también conocida como la plaza del Cordón. Allí se encuentra la Casa Cordón, un palacio residencial que encargaron los condestables de Castilla a finales del siglo XV a Simón de Colonia, arquitecto estrella del tardogótico. En él recibieron los Reyes Católicos a Cristóbal Colón. En su interior hay un precioso patio renacentista.

DSC03044_

Seguimos por una de las calles que sale de esta plaza, la calle de la Puebla, hasta llegar a la plaza San Juan, donde se encuentra el monasterio de San Juan, el hospital de San Juan y la iglesia de San Lesmes.

Para continuar el itinerario seguimos por la calle San Lesmes y cruzamos el río para llegar al Museo de la Evolución Humana (MEH). La mitad del edificio está dedicado a la exposición sobre esa larga historia humana que comenzó hace más de seis millones de años. Con la visita al museo se puede visitar, mediante bus lanzadera, los Yacimientos de Atapuerca y el Centro de Interpretación de Atapuerca. Para más información de horarios y precios pincha aquí.

DSC03047_ 

Paseo a orillas del río Arlanzón

Comenzamos esta última ruta en la plaza Mío Cid, donde se encuentra la estatua ecuestre de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, icono de la ciudad.

DSC03045_

Junto a esta estatua está el Teatro Principal, un edificio de estilo isabelino que se encuentra en el paseo del Espolón, lugar que lleva 200 años viendo pasear a los burgaleses desde el puente Santa María hasta el puente San Pablo entre dos filas paralelas de árboles plataneros entrelazados. Aquí también podemos encontrar un quiosco de música, estatuas de reyes y una serie de edificios singulares.

Este paseo termina en el Arco Santa María, uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad y una de las 12 puertas que daban acceso a la ciudad amurallada. Su interior es visitable y en él destaca la Sala de Poridad (lugar de reunión del Concejo de Burgos), los restos de la yesería mudéjar y la farmacia del antiguo hospital de San Juan con objetos del siglo XVI al XIX. Para más información de horarios y precios pincha aquí.

DSC03046_

 IMG_0051_ IMG_0054_ IMG_0055_

La ciudad cuenta con zonas verdes y darse un paseo por las orillas del río Arlanzón hasta llegar al monasterio cisterciense de Santa María Real de las Huelgas es una opción estupenda. Si seguimos la orilla del río llegamos al paseo de la Isla, lugar ideal para pasear entre arcos clásicos y capiteles románicos, además de encontrarte con una fuente renacentista, un crucero,  una pila bautismal y una portada románica del siglo XII.

Continuamos hasta el Monasterio de Santa María la Real de las Huelgas, de la congregación de monjas cistercienses de San Bernardo. Fundado en 1189 por el rey Alfonso VIII de Castilla para alojar el panteón de su linaje. Para más información sobre horarios y precios pincha aquí.

IMG_0998_

Fuera del centro histórico

Rodeada de un espeso bosque de robles, se encuentra La Cartuja de Miraflores, un monasterio edificado en una loma a unos tres kilómetros del centro de la ciudad. Enrique II mandó construirlo en 1401 para sus jornadas de caza, fue su hijo Juan II quien entregó el edificio a la orden de los Cartujos para convertirlo en monasterio y panteón real. El retablo de Gil de Siloé y los sepulcros reales merecen una atención especial. Para más información sobre horarios y precios pincha aquí.

IMG_0015_ IMG_0031_

A unos 7km de este monasterio, continuando por la BU-800, llegamos al monasterio de San Pedro de Cardeña. Fundado en el año 899, destruido en 953 y reconstruido en el siglo XI. Allí dejó el Cid antes de marchar al destierro a doña Jimena y a sus dos hijas. En la explanada hay un monolito que señala el lugar donde fue enterrado Babieca, el caballo del Campeador. Para más información de horarios pincha aquí.

san-pedro-de-cardena

Alrededores de Burgos: 

frias_ DSC_6472_ DSC_1492

http://www.vipavi.es/2016/04/rincones-de-espana-tobera-y-ermita.html artlanza_ batalla atapuerca_

rentalcars

¡Compártelo!