En Marrakech nos espera una de las experiencias más exóticas e inolvidables que nos podamos imaginar. Recorrer su laberíntica medina donde reina una intensa actividad salpicada de voces, colores y aromas, visitar palacios donde te sentirás como un auténtico sultán, dormir en alojamientos de las mil y una noches, tomar un té de menta o comer un tajín en una de las plazas más bulliciosas del mundo son algunas de las inagotables posibilidades que nos ofrece esta exuberante ciudad que se ha quedado anclada en el tiempo.

Son tantos los atractivos que ofrece esta ciudad que lo mejor para que tu escapada sea inolvidable es organizar tu viaje a Marrakech con Voyage Privé.

Marrakech 01

El mejor lugar para iniciar una visita a Marrakech es por una de las puertas de la antigua muralla que rodea la Medina, Bab Agnaou, una magnífica puerta de granito azul decorada con arcos concéntricos.

Cerca de esta puerta se encuentran las Tumbas Saadíes, donde reposan desde el siglo XVI los restos de los miembros de la dinastía saadí. La Sala de las Doce Columnas es la más llamativa por su decoración de gran belleza. Este mausoleo fue escondido por el sultán Moulay Ismail y hasta 1917 no fue redescubierto.

Marrakech 02 - Tumbas Saadíes

No muy lejos está el palacio El Badi, construido por el sultán Ahmed el Mansour en el siglo XVI, actualmente sólo quedan las ruinas del que fue el palacio más esplendoroso de África.

Enfrente del palacio se encuentra la place des Ferblantiers, que en su día formó parte del vecino barrio judío de La Mellah y es el lugar donde se agrupaban los talleres de hojalata y artesanía de la ciudad.

20% de dto. en tu seguro de viaje con el código BLOGGERIM

Reserva tu vuelo aquí al mejor precio

Alquila tu coche con hasta un 15% de descuento

Detrás de esta plaza está el Palacio Bahia, un complejo palaciego con estilo de casa tradicional marroquí de finales del siglo XIX que tardó en construirse más de diez años. Consta de 150 habitaciones y varios patios aunque sólo se puede visitar una pequeña parte.

Marrakech 03 - Palacio Bahia

La mágica plaza de Marrakech, Jemaa el Fna, es el lugar en el que todos los sentidos se vuelven locos. Casi todo es posible en esta enorme explanada, contiene lo imaginable y lo inimaginable. A todas las horas del día ocurren decenas de acontecimientos y se practican toda clase de actividades comerciales, culturales y de ocio. Pero es al caer la tarde cuando llega a su máximo esplendor, es entonces cuando se entiende por qué este espacio fue declarado Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Marrakech 04 - Aguadores

A un lado de la plaza, entre unas palmeras, emerge unos de los iconos de la ciudad, el minarete de la mezquita Koutoubia, una torre de 70 metros construida por los almohades alrededor del año 1150 y que destaca por la sobriedad y sencillez de su construcción.

Marrakech 05 - Mezquita Koutoubia

El centro comercial y artesanal más importante de Marrakech es el Zoco, un lugar con más de ocho siglos de historia. Las laberínticas callejuelas fueron agrupando a tejedores y curtidores y más tarde se fueron añadiendo otras actividades hasta formarse un variado mercado. Es obligatorio perderse en busca de alguna ganga, para ello, hay que desarrollar el arte del regateo, una costumbre ineludible y, en ocasiones, agotadora.

Marrakech 06 - Zoco

Uno de los edificios más importantes y grandes del país se encuentra en Marrakech, se trata de la Madrasa de Ben Youssef, del siglo XIV. Es la escuela musulmana de estudios superiores y está decorada cuidadosamente con mosaicos, mármol y madera de cedro.

En Marrakech, al norte de la Medina, los oficios aún se agrupan por gremios como ocurría antaño en nuestras ciudades. Caminando por sus estrechas calles se descubre la verdadera esencia de la ciudad. Un paseo por esta zona supone un salto en el tiempo.

A los pies del Atlas, se encuentran los Jardines de Menara, construido en el siglo XII alrededor de un gran estanque artificial que recogía el agua del deshielo y mediante un sistema de riego subterráneo suministraba agua a los olivos y huertos.

Un buen lugar desde donde despedir el día es en una de las terrazas de los cafés de la plaza. Desde aquí se obtiene una bella imagen del sol escondiéndose tras la Koutoubia acompañado del bullicio.

Marrakech 07 - Jeema el Fna

Otros posts de interés:
Compártelo!