Al llegar de noche no habíamos visto lo que nos rodeaba, pero estábamos en Islandia y seguro que el paisaje sería espectacular. Efectivamente, glaciar al frente, a sus pies montañas de lava y a los nuestros praderas de un verde intenso.

También pudimos ver que al ladito de la autocaravana había donde coger luz y poder cargar nuestras cámaras y demás aparatos, menuda rabia no haberlo aprovechado antes!.
No pudimos resistirnos a desayunar fuera disfrutando del paisaje. Antes de ponernos en marcha nos acercamos a la recepción para preguntar que dónde había que pagar por haber pasado la noche en el camping y allí nadie sabía nada así que con las mismas pusimos rumbo a la cascada.

Svartifoss 01

Al fondo del camping sale un camino ligeramente ascendente entre abedules y arbustos (primeros árboles que veíamos en Islandia) hacia la cascada. Nos pusimos a caminar y enseguida nos empezó a molestar la ropa, estábamos teniendo mucha mucha suerte, de nuevo lucía el sol. Antes de llegar a Svartifoss te topas con Hundafoss hacia la mitad del camino, una cascada que si no hubieras estado en Islandia te hubiera parecido impresionante pero una vez aquí, el listón está muy alto y apenas la hicimos caso. Continuamos andando y un ratito después, allá a lo lejos, comenzabamos a divisar Svartifoss. Las columnas de basalto le dan su propia personalidad haciéndola distinta a las demás.
A nosotras el recorrido nos llevó entre ida y vuelta 1:30 h.

Svartifoss 02

Abandonamos la cascada, a las 13h. teníamos que estar en Jökulsárlón y debíamos conducir 58 km.
Habíamos contratado una zodiac para navegar entre los icebergs y la previsión del viento era que soplaría con bastante fuerza… paparruchas!!, algo difícil de creer cuando en la cascada estábamos en manga corta.

Svartifoss 03

Siguiendo por la Ring Road, como ya veníamos haciendo durante cuatro días. No sabes dónde mirar y pestañear nos parecía un delito.

Jokulsarlon 01

Lenguas de glaciares a nuestro paso

Jokulsarlon 02

Jokulsarlon 03

Pues sí, las previsiones eran ciertas, el viento soplaba con mucha fuerza. (En Islandia en cinco minutos puede hacer sol, llover y nevar). El camino se hizo difícil, pero aún así no pudimos evitar bajarnos de la autocaravana para hacer fotos. Nos costaba mantener el equilibrio, pero había que inmortalizar ese momento.

Jokulsarlon 04

Echamos de menos que las carreteras no tuvieran arcén para poder parar más a gusto a hacer fotos, no se puede evitar parar en cualquier sitio.

Siempre que veas un vehículo parado en la carretera ¡no sufras!, no es una avería, hay el 99% de posibilidades de que estén haciendo fotos. Suerte que no hay circulación, 30 minutos era la media que tardábamos en cruzarnos con otro vehículo.

Jokulsarlon 05

El viento seguía soplando con fuerza, ya teníamos que estar cerca, cuando de repente, dos de nosotras gritamos asustando a las otras dos, ¡ahí estaban! Sólo lo habíamos visto por un segundo, desde la carretera. Paré la autocaravana en cuanto pude, nos tiramos literalmente de ella y a pesar de que el viento nos impedía andar, conseguimos esquivar esos montículos que impedían que Ana y Estela viesen los icebergs. Llegamos a la orilla de Fjallsärlón (no está tan concurrida como Jökulsárlón) y… Oh my God!!, mis pelos se pusieron de punta y no era por el frío… Y no podía, mejor dicho, no podíamos dejar de gritar: ¡Esto es impresionante!.
El hielo que se desprende del glaciar de Breioamerkurjökull es el causante de tan espectacular escenario.
Es una de las cosas más espectaculares e impresionantes que hemos visto. Esta imagen la llevaremos tatuada a fuego en nuestra memoria.

Jokulsarlon 06

Nos acercamos a la caseta de la empresa Extreme Iceland que está en el aparcamiento para decir que teníamos contratada la salida en zodiac (56€/per) (también se puede hacer en barco anfibio que es más barato) y nos dijeron que se había suspendido la salida por causa del viento, que en unos días nos devolverían el dinero.
Era tal el espectáculo que teníamos delante que no podíamos perder ni un segundo lamentándonos así que sin importarnos mucho cogimos la cámara y 3000 fotos después…

Jokulsarlon 07

… nuestras cámaras echaban humo, corríamos un gran peligro de quedarnos sin espacio en la tarjetas!

Jokulsarlon 08

Chupando hielo milenario

Jokulsarlon 09

La laguna tiene solamente 80 años, antes el glaciar Breioamerkurjökull llegaba hasta la carretera de circunvalación. Según desaparece el glaciar crece la laguna.

Jokulsarlon 10

Jokulsarlon 11

Jokulsarlon 12

Jokulsarlon 13

Como colofón final esta simpática foca nos salió a saludar entre los icebergs.

Jokulsarlon 14

Nos resistíamos a irnos pero no nos quedaba otro remedio, todavía teníamos que ver la playa, también de arena negra, donde van a morir los icebergs. Está al otro lado de la carretera.

Jokulsarlon 15

Camino a Djupivogur donde pasaríamos la noche.

Jokulsarlon 16

Djupivogur 01

Se nos había hecho muy tarde y no se veía ni un alma por la calle, tampoco es de extrañar, apenas viven 350 personas en esta aldea de pescadores. En el primer sitio aparente que vemos aparcamos para pasar la noche, y ese sitio fue en el puerto.

Al día siguiente nos esperaban unos cuantos kilómetros por delante, debíamos avanzar todo lo que pudiésemos atravesando los fiordos del este.

rentalcars     iati

 

Compártelo!