Abandonamos Fez con dirección a Chefchaouen, pero para ello deberíamos introducirnos en la sorprendente cordillera del Rif. El paisaje fue increíble, durante bastantes kilómetros nos acompañaron campos de un verde imposible, un paisaje totalmente distinto a lo que veníamos viendo en nuestro roadtrip por Marruecos.

Rif 01

Chefchaouen, también conocida como Chaouen o Xauen, fue fundada en 1471 sobre el emplazamiento de una pequeña población bereber en las montañas del Rif, en la zona noroeste de Marruecos. Su población inicial estuvo compuesta por exiliados de al-Ándalus, tanto musulmanes como judíos, razón por la que la parte antigua de la ciudad tiene una apariencia muy similar a la de los pueblos andaluces, con pequeñas callejuelas de trazado irregular y casas encaladas.

Chefchaouen 03

Chefchaouen fue durante siglos una ciudad sagrada, en la que se prohibía la entrada a los extranjeros. Hoy esta ciudad se ha hecho famosa turísticamente por las casas de color azul que abundan en su casco antiguo.

Chefchaouen 06

Las casas fueron pintadas de azul por los judíos refugiados simbolizando el azul del cielo y la libertad. Este color tiene una segunda función, y ésta es mucho más práctica, la de repeler a los mosquitos, aunque esto no sé si acaba de funcionar del todo.

Chefchaouen 22

Chefchaouen 23

Los lavaderos

Comenzamos la visita a Chefchaouen por las cascadas Ras el Maa junto al nacimiento del río, donde se encuentran los lavaderos, en los que, a día de hoy, las mujeres siguen haciendo la colada y donde se forman unas pozas de agua cristalina, en las cuales los lugareños se refrescan en los meses más calurosos.

Este manantial suministra el agua potable a la ciudad, riega los huertos y posibilitaba el funcionamiento de los molinos de harina que bordean el río y que hoy la mayoría de ellos se han convertidos en cafés.

Chefchaouen 09

El agua del río Ras el Maa también llena las fuentes de Chauen que no son pocas, y algunas de ellas son muy bonitas.

Chefchaouen 25

La Medina

Cruzamos el puente Kantara y tras una pequeña rampa, nos introducimos en la Medina por Bab el Onsar, la puerta más oriental de las cinco que llevan a la medina de Chefchaouen.

Chefchaouen 26

Sus laberínticas callejuelas inclinadas y empedradas te introducen al corazón de esta pequeña ciudad marroquí en la que sus calles y fachadas abarcan toda la gama de azules y que en alguna ocasión van acompañadas del blanco.

Chefchaouen 19

Chefchaouen 15

Según nos perdemos por la callejuelas van apareciendo escalinatas, pasajes con arcos, patios, rincones variopintos y acogedores, a la vez que vamos descubriendo curiosidades de esta pequeña ciudad, como que las calles que tienen el suelo pintado de azul no tienen salida.

Chefchaouen 12

Chefchaouen 21

El Zoco

Caminando calle tras calle por la tranquila medina llegamos a la parte baja de la ciudad, donde se encuentra el zoco, el cual es una explosión de color que contrasta con el azulado de las casas. Los artesanos y artistas exponen sus obras a la puerta de sus tiendas, es fácil ver sacos llenos de tintes multicolores a lo largo de la calle, ropa, souvenirs, alfombras o incluso chilabas de lana con capucha, que es la prenda oficial de la población local en época invernal. Difícilmente se puede uno contener a comprar algún recuerdo, así que no olvides practicar el deporte nacional de Marruecos, el regateo.

Chefchaouen 08

Chefchaouen 01

La ciudad tiene una especial actividad los lunes y los jueves que son los días de mercado. A él acuden los rifeños a vender sus productos.

Chefchaouen 24

Plaza de Uta el Hammam

Abandonamos el zoco y continuamos hasta la plaza de Uta el Hammam, la plaza más animada de la medina de Chefchaouen. Está presidida por la alcazaba, una fortaleza de muros rojos del siglo XV que en su interior alberga exposiciones etnográficas y obras de arte, y el minarete de la Gran Mezquita. Esta mezquita del siglo XVI es excepcional, ya que carece de las tradicionales decoraciones que suelen tener las mezquitas de esta zona de Marruecos, pero esto no la hace menos interesante, ya que cuenta con un gran interés arquitectónicamente hablando. Posee un minarete octogonal, inspirado en la Torre del Oro de Sevilla.

No está permitida la entrada a los no musulmanes, así que decidimos ir a tomar un té de menta a una de las terrazas de la concurrida Plaza Uta el Hamman, mientras disfrutamos de su encanto y del ir y venir de la gente.

Chefchaouen 07

Chefchaouen 20

Mezquita española

El mejor lugar de Chefchaouen desde donde contemplar la puesta de sol es desde la mezquita Jemaa Bouzafar, situada en lo alto de una colina desde la cual se obtienen unas vistas increíbles de la ciudad. Para llegar hasta ella debemos salir de la medina por la puerta Bab el Onsar, cruzar el río por el puente Kantara y tomar un sendero dirección sudeste. Tras unos 20 minutos caminando se llega a esta pequeña mezquita, también conocida como mezquita española, ya que fue construida por españoles antes de la guerra del Rif pero los habitantes de Chefchaouen no quisieron usarla y terminó en ruinas. Ha sido restaurada hace poco pero sigue sin estar abierta a la oración.

Chefchaouen 04

Dónde aparcar en Chefchaouen

Aparcar en Chefchaouen puede ser un problema, porque no hay demasiado sitio, pero aquí te dejamos varias opciones:

  • Si se viene de Fez, desviándose hacia las cascadas Ras el Maa, encontrarás un pequeño aparcamiento, muy cerca se encuentra la puerta de Bab el Onsar que da acceso a la Medina.
  • En la Plaza del Mazjen, frente al Hotel Parador, hay otro espacio donde se puede dejar el coche si tienes suerte, ya que es el más céntrico y por lo tanto, el más concurrido.
  • También se puede dejar el coche en los alrededores de las puertas de la Medina Bab el Ain o Bab el Suk.

Aparcar en ellos cuesta 10 dirhams/día y 10 dirhams más si lo vas a dejar toda la noche, vamos, 20 dirhams el día completo.

rentalcars

Compártelo!