En nuestro viaje de 11 días por Polonia no podía falta la visita a las minas de sal de Wielizcka, y que mejor día para visitarlas que cuando fuera esta nevando. Os contamos como fue la visita.

Comenzamos el llamado itinerario turístico bajando 380 escaleras a lo largo de 54 niveles. En su totalidad hay 800 escaleras que llegan a la friolera de 135 metros bajo tierra.

Imponentes construcciones de madera  te abren el paso para llegar de una cámara a otra, donde se hace patente el duro trabajo de muchas generaciones de mineros.

A lo largo del recorrido te vas encontrando con distintas cámaras excavadas en sal, y adornadas con excepcionales esculturas de sal, como ésta del astrónomo polaco Nicolás Copérnico.

 

O esta otra del Rey Casimiro III el Grande, que reguló el comercio con sal.

 

 

 

 

La mina está formada por pozos y galerías que fueron vaciados para extraer la sal hace 900 años.

 

20% de dto. en tu seguro de viaje con el código BLOGGERIM

Reserva tu vuelo aquí al mejor precio

Alquila tu coche con hasta un 15% de descuento

La más hermosa de las cámaras se encuentra a 100 metros de profundidad, es la Capilla de Santa Kinga, patrona de la mina. Tiene 54 metros de largo, 17 de ancho y 11 de alto, estos datos la convierten en la capilla más grande del mundo bajo tierra.
Toda la capilla fue tallada por sólo tres hombres, los hermanos Markowski y Antoni Wyrodek, que pasaron toda su vida dándole la forma que ahora tiene. Sus cuerpos fueron enterrados en su interior. Actualmente hay otro artista encargado de crear nuevas esculturas en Santa Kinga, como la de Juan Pablo II.

En Wieliczka, una pequeña población situada a escasos 10 km de Cracovia, se halla uno de los lugares turísticos más conocidos de Polonia: su mina de sal. No en vano, la explotación de la sal en este lugar se remonta 900 años atrás y, por su gran valor, fue incluida, en 1978, en la primera lista de Patrimonio Mundial de la Cultura y Naturaleza de la UNESCO.
La mina está formada por un conjunto de pozos y galerías que fueron vaciados para extraer las sales del terreno. Dispuestos en 9 niveles (entre 64 y 327 m de profundidad) y con más de 300 km de galerías y alrededor de 300 cámaras; en total, se llegaron a mover 7,5 millones de m3 de material; toda una locura.

Artículo original: http://www.mimaletayyo.com/2014/05/visita-mina-de-sal-wieliczka-polonia.html
© Mimaletayyo

En Wieliczka, una pequeña población situada a escasos 10 km de Cracovia, se halla uno de los lugares turísticos más conocidos de Polonia: su mina de sal. No en vano, la explotación de la sal en este lugar se remonta 900 años atrás y, por su gran valor, fue incluida, en 1978, en la primera lista de Patrimonio Mundial de la Cultura y Naturaleza de la UNESCO.
La mina está formada por un conjunto de pozos y galerías que fueron vaciados para extraer las sales del terreno. Dispuestos en 9 niveles (entre 64 y 327 m de profundidad) y con más de 300 km de galerías y alrededor de 300 cámaras; en total, se llegaron a mover 7,5 millones de m3 de material; toda una locura.

Artículo original: http://www.mimaletayyo.com/2014/05/visita-mina-de-sal-wieliczka-polonia.html
© Mimaletayyo

En Wieliczka, una pequeña población situada a escasos 10 km de Cracovia, se halla uno de los lugares turísticos más conocidos de Polonia: su mina de sal. No en vano, la explotación de la sal en este lugar se remonta 900 años atrás y, por su gran valor, fue incluida, en 1978, en la primera lista de Patrimonio Mundial de la Cultura y Naturaleza de la UNESCO.
La mina está formada por un conjunto de pozos y galerías que fueron vaciados para extraer las sales del terreno. Dispuestos en 9 niveles (entre 64 y 327 m de profundidad) y con más de 300 km de galerías y alrededor de 300 cámaras; en total, se llegaron a mover 7,5 millones de m3 de material; toda una locura.

Artículo original: http://www.mimaletayyo.com/2014/05/visita-mina-de-sal-wieliczka-polonia.html
© Mimaletayyo

En Wieliczka, una pequeña población situada a escasos 10 km de Cracovia, se halla uno de los lugares turísticos más conocidos de Polonia: su mina de sal. No en vano, la explotación de la sal en este lugar se remonta 900 años atrás y, por su gran valor, fue incluida, en 1978, en la primera lista de Patrimonio Mundial de la Cultura y Naturaleza de la UNESCO.
La mina está formada por un conjunto de pozos y galerías que fueron vaciados para extraer las sales del terreno. Dispuestos en 9 niveles (entre 64 y 327 m de profundidad) y con más de 300 km de galerías y alrededor de 300 cámaras; en total, se llegaron a mover 7,5 millones de m3 de material; toda una locura.

Artículo original: http://www.mimaletayyo.com/2014/05/visita-mina-de-sal-wieliczka-polonia.html
© Mimaletayyo

En esta capilla todo es de sal, desde el suelo esculpido en forma de baldosas, hasta el techo, pasando por las paredes esculpidas con unas espectaculares imágenes.
La leyenda de Santa Kinga dice que ella fue quien trajo la riqueza de la sal a las tierras polacas.

Esta capilla está adornada con excepcionales obras de arte talladas en sal. En una de sus paredes está la última cena de Da Vinci.

 

Otra talla del nacimiento y pasión de Cristo.

 

Las lámparas también son de sal.

 

 

 

La treintena de metros de vigas de madera soportando la cámara Michalowice son impresionantes.

En la orilla del lago Weimar, a la par que se ilumina la escalinata suena una pieza musical de Fryderyk Chopin. Este músico visitaba la mina bastante a menudo para combatir sus problemas de asma.

 

Lago subterráneo

 

Lago en la cámara Baracz

El camino continúa bajando por el entramado de madera de la cámara Pilsudski, hasta llegar a 135 metros de profundidad.
La visita termina en la sala más grande de esta mina que cuenta con 35 metros de altura. Además de que cuenta con una tiendecita donde venden productos de sal, dispone de wifi, probablemente sea el lugar del mundo más profundo con conexión a Internet.
Todavía nos queda llegar a la superficie, para lo que tenemos que coger un minúsculo ascensor minero, en el que caben cuatro personas aguantando la respiración, se puede sentir claustrofobia. El corto trayecto te sitúa en la realidad de las duras vidas de tantos y tantos mineros que trabajaron bajo tierra y que su trabajo nos permiten hoy poder ver esta auténtica obra de arte.

En la mina se celebran conciertos y bodas con su banquete incluído, siendo accesible gracias a un ascensor que comunica directamente con la superficie.

Información práctica

Cómo llegar desde Cracovia y viceversa: Autobús línea 304, pasa cada 20 minutos.
Horario: De 9:00 a 17:00. Consultar hora en idioma interesado.
Precio: Adulto 79 PLN
Tarifa reducida 64 PLN con carnet de estudiante.
Gratis para los menos de 4 años.
Duración: Aproximadamente 3 horas y siempre se va acompañado de un guía. Los baños se encuentran al cabo de 40 y 90 minutos desde que empieza la visita.
Si se quiere hacer fotos y vídeo hay que pagar 10 PLN y te ponen una pegatina que nunca comprobaron que tuviéramos. Si esta pegatina no la has comprado en la taquilla se puede adquirir a mitad del recorrido.
La temperatura interior es de entre 14°C y 16°C.

http://www.vipavi.es/2016/02/polonia-en-once-dias.html http://www.vipavi.es/2016/01/auschwitz-en-imagenes.html

 

Otros posts de interés:
Compártelo!