¿Eres de los que piensa que Extremadura no ofrece gran cosa? ¡Pues estás muy equivocado!. En este post nos vamos a centrar en el Lago Alqueva y sus alrededores, y vamos a demostrar que se pueden hacer un montón de actividades, además de disfrutar de la gastronomía local, conocer su historia, aprender de su cultura y sobre todo disfrutar de la naturaleza.

El lago Alqueva, conocido como «La Raya» debido a que hace de frontera natural entre Portugal y España, estuvo disputada durante siglos por ambos países, debido a esta disputa, todo el entorno del lago está salpicado de castillos y fortalezas defensivas. Actualmente reina la paz y se ha convertido en el Parque Temático Natural de Alqueva, que ofrece multitud de atractivos turísticos. Aquí te dejamos una lista de todos ellos para que tu visita sea de lo más entretenida:

1. Olivenza

Este municipio fue fundado por los templarios en el siglo XIII, y por él se batieron varias veces España y Portugal. Dice una famosa canción popular que «Olivenza es hija de España y nieta de Portugal», ya que la villa fue portuguesa desde 1297 hasta 1801, cuando pasó a manos españolas tras la guerra de las Naranjas. Está protegida por una muralla abaluartada del siglo XVII en forma de estrella. Se trata de la cuarta muralla de la villa (de la segunda y de la tercera no se conserva nada) y contaba con tres puertas, aunque hoy sólo se conserva la más monumental, la Puerta del Calvario.

Lago Alqueva - Olivenza calles

En sus preciosas calles se respira aire portugués y español a partes iguales, de hecho, sus nombres están escritos en ambos idiomas. Como curiosidad, decir que los oliventinos poseen doble nacionalidad.

Además de probar su «Técula Mécula», un dulce típico del lugar hecho a base de yema, almendra y hojaldre con el que te chuparás los dedos, puedes visitar la Iglesia de la Magdalena, una obra maestra de estilo manuelino.

Lago Alqueva - Olivenza Iglesia de la Magdalena

Llegando a la Plaza de la Constitución de Olivenza nos encontramos con su Ayuntamiento, conocido también como el Palacio de los Duques de Cadaval por haber sido, en otros tiempos, alcaldes de la localidad. Desde el siglo XV este edificio ya realizaba las funciones de casa consistorial. Destaca su impresionante puerta manuelina, en honor a D. Manuel I El Afortunado. Esta puerta en forma de arco con influencia árabe está repleto de símbolos de estilo portugués como elementos vegetales, símbolos que hacen referencia a las conquistas portuguesas.

Lago Alqueva - Olivenza ayuntamiento

Cerca del ayuntamiento nos encontramos con la Iglesia de Santa María del Castillo. Su fabuloso altar mayor de estilo barroco, los preciosos azulejos portugueses y sus bonitas capillas la convierten en visita obligatoria. Aquí se conserva el mayor árbol genealógico de todas las iglesias españolas, el árbol de Jessé, compuesto de 15 tallas. Este tipo de capillas es más común en nuestra vecina Portugal, pero en España aún se conservan dos.

Lago Alqueva - Olivenza Santa María del Castillo

En la misma plaza está el Castillo, del siglo XIV, que pasó por manos portuguesas, españolas y francesas. Posee tres plantas que hoy acogen el Museo Etnográfico González Santana. En él se puede disfrutar de una recreación de diferentes oficios de la comarca de Olivenza en los primeros años del siglo XX. Junto a él se encuentra la Torre del Homenaje, construida en el reinado de Alfonso IV de Portugal. Se accede a ella por diecisiete rampas con cubierta de bóveda por las que, en la época, se subía a caballo.

Lago Alqueva - Olivenza Torre del Homenaje

Lago Alqueva - Olivenza museo etnológico

Frente a las murallas de la fortaleza se encuentra el curiosísimo Museo Papercraft. Guillermo Rebollo ha convertido un pequeño espacio en el primer museo en España, y segundo de Europa, dedicado a esta técnica. Este artista comenzó creando una figura para regalar y desde entonces no ha podido parar de crear figuras tridimensionales de papel de distintas temáticas y tamaños, llegando a acumular más de 220 figuras a día de hoy. Entre ellas se pueden encontrar monumentos de ciudades europeas, personajes de Mario Bross, de la Guerra de las Galaxias, de Disney... La entrada al museo es gratuita, pero Guillermo admite donativos que emplea para seguir creando más figuras.

Lago Alqueva - Olivenza museo papercraft

En la calle Caridad podemos visitar la Santa Casa de la Misericordia, una capilla de una sola nave con el interior cubierto de azulejos barrocos de Manuel dos Santos, representando las obras de Misericordia. Sin duda, un estilo al que no estamos acostumbrados.

En las afueras se encuentra el Convento de Nuestra Señora de la Concepción o San Juan de Dios fue fundado originalmente como convento de Clarisas, por iniciativa de Leonor Velha, quien hizo una importante donación. Sin embargo, la situación de guerra y la necesidad de proteger mejor a Olivenza hicieron que parte de las tierras del convento fueran ocupadas por la muralla, quedando el propio edificio ceñido por uno de los baluartes, por lo que la comunidad franciscana de clarisas tuvo que abandonarlo. Fue ocupado a continuación por los monjes hospitalarios de San Juan de Dios, para cuidado de los soldados heridos, siendo por ello conocido actualmente por convento de San Juan de Dios. Sirvió después como cuartel de carabineros y de la Guardia Civil, pasando más tarde a una situación de postración y ruina, hasta ser recuperado por la Escuela Taller. Sirve actualmente como Escuela de Teatro y Danza de Extremadura, habiéndose recuperado la capilla para auditorio.

Lago Alqueva - Olivenza

2. Ver la puesta de sol en el embarcadero de Villarreal

A unos 11 kilómetros de Olivenza se encuentra este embarcadero que cuenta con unas vistas de lujo. Además de ofrecer paseos en barco o kayak posee unas instalaciones estupendas donde pasar el día, e incluso pegarte un baño en aguas del lago Alqueva. Enfrente se encuentra Jurumenha, localidad fortificada portuguesa cuya silueta se marca especialmente al caer el sol.

Lago Alqueva - Embarcadero Villareal

Nosotras acabamos aquí el día, disfrutando de una magistral masterclass sobre el jamón ibérico de la mano de Pepe Alba, uno de los referentes en este arte en toda Extremadura. Pudimos aprender a distinguir un buen jamón o paleta ibérica y practicamos el arte de cortar jamón, y por supuesto, de saborearlo.

Lago Alqueva - Jamón - Pepe Alba

3. Sobrevolar en avioneta la dehesa extremeña y el lago Alqueva

Una de las actividades más atractivas que se pueden practicar en esta zona es, sin duda, sobrevolar en avioneta Badajoz, Olivenza, la dehesa extremeña y el lago Alqueva. Nosotras disfrutamos de esta experiencia e incluso, ¡pudimos tomar el control de los mandos!. Si tú también quieres sentirte piloto por un día, puedes hacerlo con los instructores de vuelo del Aeroclub El Manantío.

Lago Alqueva - Vuelo en avioneta

4. Pasar un día de playa

El Gran Lago Alqueva es el lago artificial más grande de Europa Occidental y es el lugar ideal para pasar unos días de relax. Tiene una extensión de 250km², de los cuales, 33km² pertenecen a la provincia de Badajoz, el resto al Alentejo portugués.

Rodeado de encinas y alcornoques, cuenta con 1.160 km de costa interior con varias zonas de baño, como la Playa de Cheles en la parte española, que ha sido galardonada con la bandera azul. Dispone de aparcamiento, restaurante, baños, duchas y zona infantil; y la playa de Monte Juntos en la parte portuguesa, que cuenta con aparcamiento, restaurante, chiringuito, baños y sombrillas.

Lago Alqueva - playa

5. Lago Alqueva en barco

Además de pasar un día de playa, en este lago se pueden practicar actividades al aire libre como pasear en barco, canoa o kayak, y realizar un safari fotográfico en kayak, observación de estrellas y de aves, rutas de senderismo, rutas a caballo y en bicicleta, caza, pesca… Como podéis observar, hay actividades para todos los gustos.

Lago Alqueva - Paseo barco

6. Monsaraz

Esta pequeña población de tranquilas calles de pizarra y casas encaladas descansa sobre lo alto de un peñasco, desde el cual se puede disfrutar de una espectacular panorámica de la Presa de Alqueva y el valle del Guadiana. A nosotras, no nos ha quedado duda de que Monsaraz es el pueblo más bonito del Alentejo y, seguramente, uno de los más bonitos de Portugal.

A lo largo de su historia, Monsaraz ha sido ocupado por romanos, árabes, judíos y templarios, pero a pesar de todas las batallas vividas, ha conseguido mantenerse bien conservada.

Lago Alqueva - Monsaraz calles

Entramos por la Puerta de la Villa, una de las cuatro puertas de acceso a la localidad, con las que contaba su impresionante muralla abaluartada. Nada más entrar nos invade una sensación de tranquilidad que no nos abandona en toda la visita. Es obligatorio llegar hasta el castillo, Monumento Nacional construido en el s.XIII por los templarios y del que aún se conserva la Torre del Homenaje. Desde aquí hay muy buenas vistas al Lago Alqueva y al valle alentejano.

Lago Alqueva - Monsaraz castillo

Continuamos callejeando hacia el centro del pueblo hasta llegar a la plaza D.Nuno Álvares Pereira, donde se encuentra la Iglesia Matriz de Nuestra Señora de la Laguna, que fue construida en estilo renacentista en el s.XVI sobre una iglesia gótica destruida tras la peste negra. En la misma plaza encontramos la Casa de la Misericordia, una institución creada para ayudar a los más necesitados, y la picota, símbolo de la autoridad municipal que se ubicaba en las plazas principales de las villas.

Además se puede visitar la Casa de la Inquisición, la Iglesia de San Benito y el museo, a parte de perderse por sus callejuelas y disfrutar de un bonito atardecer desde su muralla.

7. Observar el cielo estrellado en el observatorio astronómico de Alqueva

Otra de las actividades más emocionantes que se puede realizar en la zona es disfrutar del cielo extremeño desde el Observatorio de Alqueva.

El Lago Alqueva fue calificado como Destino Starlight certificado en 2011, ya que posee uno de los mejores cielos para la observación estelar, debido a la baja contaminación atmosférica y lumínica.

En la visita nocturna ofrecen una explicación sobre el universo, su formación y lo que podemos observar desde la Tierra antes de salir al exterior. Prepararán sus telescopios para poder observar en detalle el cielo. Si tienes suerte podrás disfrutar de ¡la Vía Láctea!.

Lago Alqueva - Observatorio astronómico Starlight

8. Castillo de Miraflores en Alconchel

A 44 kilómetros de Badajoz y 25 de la frontera portuguesa se encuentra Alconchel, y, en lo alto del cerro de Miraflores, dominando todo el territorio que lo rodea, se encuentra su majestuoso castillo.

El castillo de Miraflores, de origen árabe, fue ocupado por los portugueses en el siglo XII y más tarde, en el siglo XIII por los españoles. Durante muchos años la fortaleza ha presenciado varias luchas entre los dos Reinos.

Entorno a este castillo surge una leyenda, «La Zaragutía Mora», que es recreada en el mismo castillo en el mes de agosto. Cuenta la leyenda que un rey árabe se enamoró de una joven del pueblo y se casó con ella. Pero el hombre tuvo que ir a la guerra y para que nadie tocase a su esposa la escondió en el castillo. Él murió y nadie supo nunca donde escondió a su mujer. Aún se dice que por las noches se escuchan lamentos e incluso se ven sombras. A la mujer se le dio el nombre de una flor morada que abunda por esta zona.

Lago Alqueva - Castillo de Miraflores Alconchel

9. Senderismo en la Sierra de Alor

En los alrededores del pueblo de San Jorge de Alor se encuentra la Sierra de Alor. Se trata de un buen lugar para la práctica de senderismo entre encinas, alcornoques, olivos… y, si llegas en la momento idóneo, podrás disfrutar de una de las flores que solamente crece aquí ¡tan sólo 15 días al año!, la Rosa de Alejandría.

Hay que llegar hasta la atalaya, situada a 611 metros, para obtener una gran panorámica de la dehesa extremeña y al descender, es obligatorio hacer una parada en el mirador con otras vistas impresionantes de la comarca y desde donde se pueden observar águilas reales, calzadas y perdiceras.

Lago Alqueva - Sierra de Alor

10. Safari en 4×4 entre toros bravos

Hacer un safari en 4×4 te ofrece la posibilidad de ver toros bravos en libertad, sin duda, el rey de la dehesa. Tenerlos tan cerca impresiona y es una experiencia que no se olvida fácilmente. Nosotras visitamos la «Finca de los Espartales» de mano del mayoral, que nos iba explicando todo sobre el hábitat de estos animales y las características que han de tener para llegar a ser lidiados en una plaza de toros. Nosotras, a pesar de ser antitaurinas, nos pareció interesante conocer más acerca de la vida de estos imponentes animales antes de llegar al ruedo, actividad que puedes contratar con Viajes Traventure.

Lago Alqueva - safari 4x4

Otros posts de interés:
Compártelo!