Día 5 – Lalibela

Dejamos Bahir Dar para dirigirnos a Lalibela 350km 8h., me atrevería a decir a ojo de buen cubero que la mitad del trayecto estaba sin asfaltar. Nos paramos un par de veces en aldeas durante el camino.

Por fin llegamos a Lalibela. Pensábamos que iba a ser una ciudad con sus edificios, su wifi y cobertura (no hay en todo el país), pero no fue así.

Buscamos alojamiento para dos noches. Miramos varios sitios y al final nos decidimos por el hotel Lalibela (300 birr hab. doble). Dispone de restaurante así que allí mismo cenamos y nos tomamos unas cervecitas.

Día 6 – Lalibela

Después de un buen desayuno nos dirijimos a la taquilla para sacar los tickets para visitar las iglesias. No tardamos más de diez minutos desde el hotel. La gente ya estaba inmersa en sus quehaceres cotidianos.

Ya en la taquilla nos dicen que el precio de la entrada a las iglesias se ha triplicado ese mismo día por decisión de los monjes (915 birr/persona), estamos locos ¿o qué?. Se levantan por la mañana y deciden poner el precio que les da la gana. Y si quieres guía, súmale 350 birr más.

20% de dto. en tu seguro de viaje con el código BLOGGERIM

Reserva tu vuelo aquí al mejor precio

Pero si quieres ahorrarte este dinero puedes llegar a un acuerdo con algún guiri que ya haya visitado las iglesias para comprarle las entradas (valen para varios días). Si consigues llegar a ese acuerdo NUNCA NUNCA entres por la entrada principal (donde se sacan las entradas), reconocerán tu cara y sabrán que tú no has sacado esas entradas (doy fe de esto, nos metieron en un cuarto a buscar los resguardos y nos amenazaron con llamar a la policía).

Las iglesias no están amuralladas, están a lo largo de la ciudad y se puede acceder a ellas por cualquier camino, por lo tanto, las entradas, en caso de que te las pidan, sólo lo harán cuando vayas a entrar en las iglesias.

Pagamos religiosamente la pasta que nos pidieron pero… a puntito estuvimos de no entrar.

Las iglesias de Lalibela se distribuyen en dos grupos, separados por el canal de Yordanos, que representa el río Jordán, pero comunicadas entre sí por túneles y pasadizos.
Se piensa que la mayor parte fueron construidas hacia 1200 durante el reinado de Gebra Maskal Lalibela.

Biet Medihani Alem (El Salvador del Mundo). Desprovista de pinturas, está dividida en cinco grandes naves. Alberga la Cruz de Lalibela, y posiblemente es la mayor iglesia monolítica del mundo.

Biet Mariam (Casa de María)

Biet Mikael (Casa de San Miguel)

Biet Amanuel (Casa de Emmanuel)

 

 La Iglesia de San Jorge es la más popular debido a su forma de cruz. A la derecha de la puerta de entrada de la iglesia hay una piscina de agua verde donde sumergen a las mujeres estériles para que sean fértiles.

Recomendamos puesta de sol y cena en el restaurante Ben Abeba

Otros posts de interés:
Compártelo!