ROMA

 A Roma hemos de ir con una media con una media… Oh! Mamma mía!!

 

 El Coliseo, ¡¡¡¡impresionante!!!!, si cierras los ojos y eres capaz de imaginártelo en su mejor época, es la leche. Los hombres con esas falditas cortas…, jajajaja, ¡qué moda aquella!.

 El arco de Tito, es un arco de triunfo, situado en la Vía Sacra, justo al sudeste del Foro, al ladito del Coliseo. Del año 81 d.C., es de mármol. Mide 14,5 m. de altura, 13,50 m. de ancho y 4,75 m. fondo.

 El Foro Romano representaba el centro neurálgico de la antigua Roma. En el Foro se desarrollaba la vida pública, cultural y económica del Imperio.

 

 Monumento a Vittorio Emanuele II. Se sitúa en la Piazza Venezia, al final de la Vía del Corso y delante del Foro Romano. Esta todo juntito.

 Cuando los soldados aliados llegaron a Roma en 1944 lo llamaron también la máquina de escribir.

 Piazza di Spagna es una de las plazas más famosas de Roma. El nombre le viene por el hecho de que fue regalada por Fernando el Católico. La conocida escalinata de 135 escalones, sube hasta la iglesia de Trinità dei Monti y a sus pies está la barroca Fontana della Barcaccia.

 Los jóvenes italianos, y nos imaginamos que no italianos, pasan las tardes sentados en la escalinata porque son frecuentadas por cazatalentos y así se dejan ver, a ver si suena la flauta.

 La monumental fuente fue construida en el siglo XVIII por Nicola Salvi. Su construcción duró 30 años, no pudo verla acabada.

 Está situada en una plaza sÚper estrecha, escondida entre callejuelas. Las escaleras están a tope de turistas lanzando monedas para así, poder volver a Roma. ¡Chorradas!, yo no lancé ni un céntimo y he vuelto. ¡No saben cómo sacarnos las chuchas!.

 Dicen que recaudan unos 540.000€ cada medio año y que este dinero va destinado a Cáritas… Estoy de obras en mi jardín, adivinad qué estoy haciendo… ¡una fuente!.

 Y… cambiando de tema, en una de sus esquinas hay una heladería en la que los helados no están nada malos.

 En Roma hay cerca de 950 iglesias, estas son unas de tantas, porque muchas de ellas son impresionantes.

 

Ésta es la loba que amamantó a Romulo, Remo y Ana

 Piazza di Fiori, cerquita de aquí hay un sitio donde las pizzas están buenísimas (Bakanale) y enfrente de éste, una heladería donde también hacen crepes. ¡¡¡Um!!!

 Piazza Navona

 El Panteón de Agripa nos gustó mucho. Como curiosidad, destacar su cúpula, que está perforada por un óculo de 9 m. de diámetro, por ella entra la luz e incluso, la lluvia.

Tumba de Rafael Sanzio

¡Angelical!

 Estos 28 peldaños, llamados la escalera santa, se supone que los subió Jesucristo para estar en presencia de Poncio Pilato.

 Se suben de rodillas mientras se va rezando, no se pueden pisar. Arancha que tenía ganas de hacer penitencia se lanzó a subirlas sin pensárselo, pero cuando iba por el sexto escalón ya no podía más con las rodillas y… como bajar de allí sin pisar?.

 Se dio la vuelta y de culo fue dejándose caer… pero era tal el pum, pum, pum, que pertubó la oración de los que allí se encontraban.

Claustro de la Basílica de San Juan de Letrán

 San Pablo extramuros, es la basílica más grande de Roma después de San Pedro, está a 11 km de Roma.

 La bocca della veritá está en la pared del pronaos de la Iglesia de Santa María in Cosmedin, es del siglo VI.

 La iglesia de San Pietro in Vincoli fue construída a mediados del Siglo V, para albergar las cadenas con las que ataron a San Pedro durante su encarcelamiento en Jerusalén. En esta iglesia también se encuentra el Moisés de Miguel Ángel.

Cadenas de San Pedro

CIUDAD DEL VATICANO

 La plaza de San Pedro es una gran explanada trapezoidal que se ensancha lateralmente mediante dos pasajes, con forma elíptica, de columnatas rematadas en una balaustrada sobre la que se asientan las figuras de ciento cuarenta santos de diversas épocas y lugares; en su interior se encuentran dos fuentes, una en cada foco de la elipse, y en medio de la plaza se erigió un monumental obelisco (de 25 metros de alto y 327 toneladas).

Altar mayor

La Piedad de Miguel Ángel

Vistas desde la cúpula de San Pedro.

Tumba del Papa Juan Pablo II

Entrada a los museos del Vaticano

Techo de la Capilla Sixtina

 

¡Compártelo!