Nos despedimos de España junto con Alvaro dejando un “verano frío” con -3ºC para llegar a un invierno de verdad, -36ºC. Para el que no se haga idea, los congeladores que tenemos en casa están a -18ºC.

Pero ahí vamos, frotándonos las manos por lo que nos espera, no sabemos muy bien si por las ganas o por el frío.
Helsinki nos lo pasamos de largo (por el forro de los cojones), ya que de verdad esta vez el dicho deja de ser un dicho, ¡¡¡vamos forrados hasta los cojones!!!.
Este viaje promete ser muy romántico, ya que solamente tendremos 3 horas de luz al día y el frío hace que nos arrejuntemos mucho.

Nuestro viaje comienza “durmiendo” en el aeropuerto de Helsinki que se supone que es el quinto aeropuerto mejor del mundo para dormir, pero no deja de ser un aeropuerto con cuatro sillas unidas.

ROVANIEMI

Cogemos vuelo a Rovaniemi donde nos estarán esperando nuestros couchsurfing Osvaldo (chileno) y Laura (finlandesa).

Mientras esperamos las mochilas en el pequeño aeropuerto de Rovaniemi, decorado con peluches de la fauna filandesa.

Osvaldo y Laura nos llevan a Santa Claus Village, donde hablamos con Santa de dónde queremos ir en nuestro próximo viaje, para ver qué puede hacer. Y le damos las cartas de Alba y Carla.

Emocionados como niños

Esta es la casa de Santa

Cartas que recibe Santa de todos los rincones del mundo
Estuvimos hablando un rato con Santa Claus, o como aquí le llaman, Joulupukki, nos dijo que este año para Burgos había muchos regalos así que chicos, aguantad, no os portéis mal que quedan pocos días.
La foto que nos hicimos con él costaba 20€ ó 30€, dependiendo del tamaño, así que se la dejamos de recuerdo.

Iglú bar donde nos tomamos unos glogi. Si, si, con alcohol, por favor.
Lo que no nos dijeron hasta que pagamos fue que el precio del glogi se duplicaba.

 
Visitamos el museo Arktikum (12 €) con nuestros couchs y… bueno contaba la vida en Laponia, pero yo creo que lo mejor es vivirla.

Tomando algo con Osvaldo, Laura y Francisco, también chileno y couchsurfing.

 

 Después de tomarnos un chocolate caliente nos disponemos a ir en busca de la aurora boreal, las condiciones climatológicas son favorables para el fenómeno, pero para nosotros no, -26°C, así que decidimos volver a casa después de haberlo intentando un ratillo.
 Comer en Rovaniemi en Golden Rax Pizza buffet 10€/ per.
 
Trineo con huskies, experiencia increíble por varias razones: paisaje, perros y frío.
Nosotros lo contratamos con Northern Gate Safaris, que gracias a Osvaldo y Laura nos cobraron 50€ por dos horas, pero costaba 150€.
Volvemos a Santa Claus Village para marcar el pasaporte con el sello del círculo polar ártico y hacer unas fotitos de noche que está súper navideño.

El Círculo Polar es una línea que puedes observar en el mapa. Por encima de esta línea, en verano el sol no se pone y en invierno ocurre todo lo contrario: durante una época determinada el sol no llega a subir por encima del horizonte.

El fenómeno se debe a la inclinación del eje de la Tierra respecto a su órbita alrededor del Sol.

 

En busca de la aurora boreal.

LEVI
Llegamos a Levi en autobús (52€ ida/vuelta con duración de 2h. y unos paisajes espectaculares durante el trayecto), donde teníamos alquilada una cabañita con su sauna, su chimenea…, vamos, muy acogedora. Levilehto Apartments (32€ por persona la noche).
Como todo es muy caro en este lugar, para comer compramos en el supermercado y nos lo cocinamos en la cabaña que por supuesto tiene cocina.
Nos dimos un homenaje, probamos la carne de reno ¡¡¡ Carisísisisisma!!!
La cervecita la quereis fría o del tiempo?

 

Cinco minutos después…

En la sauna de nuestra cabañita. En Finlandia hay una sauna cada dos personas.

Pistas de ski de Levi.

   

 

El día brilla por su ausencia. Esta foto está hecha a las 10:30 am.

Mercadillo navideño en Levi.

Dos horitas en moto de nieve (87€/per), ha sido una auténtica pasada!!!
Hemos pasado ríos helados.

Parada para tomar un gogli para recuperar temperatura, aunque esta vez no teníamos frío.
Tenemos que decir que el manillar de las motos están calefactados.

Volvemos de Levi a Rovaniemi para coger un vuelo hasta Helsinki donde cogeremos un ferry (61€/per. Ida y vuelta. Duración 2h.) que nos llevará a Tallín (Estonia).

Pista de hielo de Helsinki

El transporte público en Helsinki 2,20 € como no podía ser de otra manera. Siempre y cuando te puedes arriesgar a no sacar el ticket y que no te pille el revisor.

El transporte en Filandia funciona con total normalidad a pesar de la temperatura y la nieve. Las ruedas tienen clavos, los autobuses se ponen a 100 km/h. en un plis plas. Eso sí, la cosa se complica cuando se cruzan renos en la carretera.
Los billetes se cogen en el mismo autobús, incluso se puede pagar con tarjeta y nunca hay riesgo de que te quedes sin sitio, en Finlandia hay poca gente. Es súper cómodo.

Las dos horas de luz (que a cualquier cosa la llaman luz), las manos que no sentiamos y a la cámara que la costaba reaccionar nos lo han puesto muy muy dificil para hacer fotos.
Hubieramos sacado más a los perros y el día del safari con las motos de nieve pero…
Siempre hay que reservarse para la memoria de uno mismo no va a ser todo compartir. Jajajajaja.

Estamos tristes por no haber visto la aurora boreal, se nos escapó por un par de horas, pero aquí dejo unas fotos de algún que otro afortunado con las que de momento nos conformaremos, aunque seguiremos intentando verlas en algún otro viaje. ¿Puede ser en Noruega?

Las auroras se producen cuando los diferentes gases de la atmósfera de la Tierra se ven activados por las partículas solares cargadas, éstos también liberan una luz colorida. El oxígeno emite el color verde. El nitrógeno produce el color azul o el rojo.
Este año nuestro cuerpo ha estado expuesto a una diferencia de temperatura de 76°C. Los 40ºC  de Omorate (Etiopía) y los -36ºC de Levi (Finlandia).
 
“La vida no se mide por el número de veces que respiramos sino por los lugares e instantes que nos quitan la respiración”.

 

¡Compártelo!
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Youtube
Contact us